Artículos recientes
Artículos destacados

Inquietudes nacionales

¿Qué comentarios hace sobre la decisión de mantener congelado el salario básico y generar pequeños subsidios mensuales?


Está claro que los resultados obtenidos por la política laboral, dentro de la cual la fijación de salarios tiene un espacio particular, son malos. Se convirtió en un instrumento de degradación social con graves implicaciones, aunque no exclusivas, en la configuración de un mercado mayoritariamente marginal, en el cual el trabajador no tiene protección real por parte del Estado.

El Ecuador no es un país competitivo básicamente por dos razones: un Estado obeso, ineficiente que atosiga las actividades privadas: y, una estructura productiva con costos desaliñados de la productividad, dentro de los cuales las remuneraciones juegan el papel conocido.

Si esto es así, los caminos de solución marchan hacia la modificación sustantiva de la estructura pública y la vinculación de los precios de los factores de producción a su productividad. Por lo tanto, los salarios que venían con un comportamiento divergente de su generación de valor deben acomodarse a esta realidad por dos razones: la defensa de los empleos actuales y la promoción clara de adicionales con el imán de la inversión privada.

Aún más, la propia pandemia agravó esta ya mala configuración del mercado laboral y puso a muchas empresas en un estado de inviabilidad, salvo que se les ofrezca algunos incentivos que les permitan tener las esperanza de recuperar su solvencia y rentabilidad. Los salarios, en este plano evidentemente deben ser parte de una reconvención de la política laboral, precisamente para tener más formalidad y poner en un plano estelar la lucha contra la marginación y el subempleo.

Con relación a los bonos, es explicable los relativos a los desempleados, pero contradictorio a quienes tienen empleo formal en lugar de disponer esos recursos para la atención de los estratos pobres que la pandemia los multiplicó.

¿Cómo considera el impacto de los productores lecheros por la baja evidente del consumo y cómo afecta a la economía del campo?


La contracción del consumo de hogares según el último reporte del Banco Central podrá llegar a ser del 8.5% en este año demoledor, que además de ser el rubro de mayor importancia en la configuración del PIB, afecta de un modo u otro a casi todas las actividades económicas. Pocas escapan por excepción. Por lo tanto, lo que se comenta sobre el tema lechero es aplicable al del turismo, al hotelero, a la industria textil, a la construcción, al comercio.

A pesar de esto, en general las actividades agropecuarias que abastecen los mercados de productos básicos de alimentación son las que han tenido el menor impacto precisamente por su enorme importancia y prioridad dentro de los bienes que normalmente demandan los consumidores.

¿Qué acciones debe desplegar de manera urgente el Gobierno frente a la deuda con China?


Las relaciones con este país son de variada gama y se las debe considerar de esa forma para encontrar un punto de acuerdo en el cual las dos partes se sientan adecuadamente tratadas. La deuda es por supuesto un tema, pero no el único, por lo cual la solución a la diversa postura debe encaminarse mediante una negociación que lime todas las aristas que existen.

Parece lógico pensar que a las partes les interesa sostener sus relaciones económicas dentro de un nivel concurrente con sus metas de desarrollo pues existen oportunidades de optimizar los beneficios para las dos partes.

China sabe que, en su calidad de nuevo acreedor mundial, especialmente con los países emergentes le obliga a modificar sus pretensiones financieras con decisiones que alivien los estrangulamientos de las balanzas de pagos de sus deudores ampliando plazos, reduciendo tasas y ofreciendo recursos adicionales menos condicionados. Y, esto debe hacerlo con una actitud positiva por su propia conveniencia.

Algunos analistas estiman que ante la posible llegada de la vacuna el precio del petróleo suba en el mundo. Sus comentarios


Respuesta para magos. Nadie puede asegurar esa posibilidad pues existen demasiados escenarios en ese posible mundo futuro, inclusive de mayor profundización de medidas de control ambiental, eliminación de subsidios, mayor participación de energías limpias. En fin, recuperación de producciones perdidas que, en conjunto, dejan esa perspectiva en una elucubración que es mercado fértil para los especuladores.

¿Qué expectativas puede tener el país frente a la recaudación tributaria el 2021?


En los últimos meses se nota una recuperación, aunque está lejos de la estimación con la cual se elaboró el presupuesto. En la programación con el FMI, este año podrían ser de 11 880 millones (aunque por lo últimamente visto es posible que se la supere), mientras el 2021 vería un incremento en el orden de los 1 000 millones (con un total esperado de 12 900 millones, frente a los 15 400 del 2018)

De cualquier manera, la brecha de ingresos tributarios seguirá marcando una realidad de recuperación lenta y todavía insuficiente como para retomar los niveles que marcaron el año 2019.

¿Debe el gobierno actual mantener los planes de venta o concesión de activos: Banco del Pacífico y Hidroeléctrica Sopladora?


Existen dos razones que recomiendan no hacerlo: la primera se refiere a la pérdida de valor de mercado como secuela de la recesión mundial. Hoy las empresas valen menos precisamente por los daños que les infligió el deterioro de sus activos y la caída de su rentabilidad. En segundo lugar, por la propia etapa política de fin de gobierno que le obliga a ser respetuoso con el proceso democrático evitando decisiones que afecten a su sucesor y porque para los potenciales interesados el riesgo implícito les llevaría a devaluar más su propuesta.

Colaboración

Diario El Comercio

05 de diciembre del 2020

  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Social  Icon

© 2020 por Alex C.