Artículos recientes
Artículos destacados

Inquietudes nacionales

¿Hasta qué punto resulta impertinente la advertencia del FMI sobre nuestra suerte jurídica en el caso Oxy?


Si tenemos que calificarla de algún modo podríamos decir que es una opinión cuando menos inoportuna. Sin embargo, este tema es real y constituye un contingente para las finanzas nacionales, más allá de la postura oficial o de la respuesta a este comentario.


Lo cierto es que el país ha firmado convenios internacionales que establecen obligaciones, responsabilidades y mecanismos de solución de controversias. Y dentro de ellos existe además el relativo a la protección recíproca de inversiones entre los EEUU y el Ecuador, a los cuales se ha sometido la compañía Oxy solicitando el pertinente arbitraje.


Al Ecuador le corresponde presentar sus puntos de vista dentro del proceso para defender sus derechos. Excluirse sólo le lleva a dejar el proceso sometido a los argumentos de la compañía, lo cual significa renunciar a la defensa sin beneficio alguno, pues el laudo tendrá sin duda fuerza legal y podrá ejecutarse aún en caso extremo apelando a medidas cautelares.


El resultado de esta reclamación lo sabremos dentro de algún tiempo, y dentro de las posibilidades está aquella que le puede beneficiar a la reclamante, en cuyo caso el mantenimiento de un fondo especial de cobertura, si es una recomendación pertinente.


El FMI conoce esto, pero debe guardar una postura más diplomática y respetuosa en su relación con el país. La decisión nos corresponde a los ecuatorianos y esa responsabilidad no puede ser compartida ni sometida a presión alguna.


¿Qué sucede con los tratados de libre comercio de Colombia y Perú? ¿Por qué motivo se han detenido o están sufriendo dificultades u obstáculos?


No los veo de esa manera. Están sometidos al proceso natural de aprobación política en los EEUU por lo cual deben esperar la renovación del Congreso que se produce con las elecciones parciales del mes de noviembre y, su posterior reinstalación, para que puedan ser tratados y, de contar con el apoyo suficiente, ser ratificados.


En los últimos tiempos se habla mucho de la expansión y posibilidades de las inversiones chinas en el Ecuador. ¿Qué opciones también habría del otro gigante en crecimiento que es la India?


Mas allá del interés chino por las inversiones en el área de hidrocarburos, no conozco de intenciones de magnitud en otros campos. Sobre la India no hay ningún indicio real o específico de traer capitales de riesgo al país.


¿Cuáles serían los principales ejes para que un régimen de autonomías sea un promotor del desarrollo y no un obstáculo del mismo?


Yo no creo en un sistema de autonomías como un mecanismo de organización política conveniente y recomendable para el Ecuador. No hay razones históricas, diferencias culturales o realidades distintas de lengua y costumbres que lleven a establecer un sistema de esa naturaleza. Me parece que ese camino lleva, aunque no lo digan sus proponentes a la desintegración nacional.


Es más, su administración es sumamente costosa y demanda la existencia previa de una organización nacional perfectamente definida, con instituciones sólidas, funciones definidas y responsabilidades totalmente asignadas. Y eso no existe en nuestro país.


Lo que es recomendable es establecer un sistema de desconcentración de funciones y descentralización de operaciones muy amplio, sobre la base de una estructuración de políticas nacionales vertebradas exclusivamente por el gobierno central. Por ejemplo se puede descentralizar la educación pero con un pensun de materias y un sistema de evaluación único y nacional. No se puede autonomizar la educación dejando que cada región establezca la política que desee, defina que se estudia y que no, pues con ello lo único que se consigue es mayor caos.


La descentralización lleva consigo la transferencia simultánea de responsabilidades y recursos, y si queremos hacerla responsablemente debemos hacerla con un plan o estrategia que señale la meta que se busca, los mecanismos a usarse y las etapas con sus requisitos a cumplirse.


¿Cuáles son las tendencias demográficas mundiales?


En la mitad del siglo pasado la población mundial era de 2 500 millones de personas. Hoy somos 6 500 millones y en el año 2050 se estima que llegará a 9 000 millones.


Cada año la población crece en 76 millones, y de ese número el 95% proviene de países en desarrollo. Los últimos datos indican que el mundo desarrollado mantendrá la población actual de 1 200 millones y que la heterogeneidad regional de los procesos de natalidad, mortalidad y migración mantendrá sus enormes diferencias.


El envejecimiento de la población del mundo desarrollado crea una situación de particular interés a favor de una migración joven que atienda la demanda de trabajo que no está disponible con los recursos propios. Esto, mas el desbalance de bienestar entre países y regiones, continuarán marcando la movilidad del capital humano.


¿Cuál es la tendencia de las tasas de interés en los EEUU?


La respuesta en temas de esta naturaleza siempre tiene el carácter de indicativa, no puede ser terminante o definitiva pues los elementos que sirven para su análisis y conclusiones no son matemáticos ni se los construye con ecuaciones definitivas, sino que se respaldan o pueden ser evaluados desde diversos puntos de vista. Así lo miran los mercados, hacen sus conjeturas y buscan explicaciones racionales, coherentes sobre lo que estarán pensando y mirando las autoridades encargadas de su revisión.


Con estos antecedentes se puede decir que la mayoría de los analistas coincide en afirmar que el proceso de aumento de las tasas ha concluido o está en su fase final. Si hay algún aumento adicional no será mayor a una o dos decisiones de 0.25 de punto porcentual cada una, para de ahí en adelante mantener ese nivel durante un lapso que puede durar un semestre antes de iniciar una posterior reducción gradual, lenta luego del primer trimestre del 2007.



Y esta visión de una coyuntura especial de transición la recogen los mercados al establecer una estructura de tasas plana para los distintos plazos. Por eso, hoy casi no hay diferencia entre una tasa para una inversión a 30 días y otra a 180 días. Además, los márgenes con el rendimiento de los papeles de mediano plazo del gobierno de los EEUU son pequeños, y esa es otra muestra de esta situación de transición.


Sólo si la inflación vuelve a convertirse en un factor de perturbación es posible que esta apreciación de las tasas cambie.


DESTACADOS


El FMI debe siempre guardar una postura diplomática y respetuosa con el país y no realizar declaraciones imprudentes.


La propuesta de autonomías es un camino que lleva, aunque no lo digan sus proponentes, a la desintegración nacional.



Colaboración Editorial

DIARIO EL COMERCIO

Octubre 12 del 2006



  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Social  Icon

© 2020 por Alex C.