Artículos recientes
Artículos destacados

Inquietudes nacionales

¿Es posible que los funcionarios o legisladores estadounidenses estén percibiendo la región andina de una manera bifurcada: Colombia y Perú y Ecuador y Bolivia?


Algunos que sean muy sensibles a los hechos políticos, a lo mejor piensan en una perspectiva de esta naturaleza. Sin embargo, creo que las realidades políticas de Ecuador y Bolivia son distintas y no se las puede equiparar. Allá la presencia indígena está en su cúspide política, mientras acá su declinación y fraccionamiento es evidente. Allá la estructura del gobierno responde a una mayoría definida que controla al ejecutivo y el congreso, mientras por aquí el fraccionamiento político promueve gobiernos minoritarios, con escasa capacidad de maniobra. Incluso sin representación legislativa.


Indiscutiblemente, la comparación de la situación nacional con Colombia y Perú demuestra las enormes distancias que existe en la comprensión de los caminos que se deben emprender para insertar a los países en el mundo actual, aprovechar las ventajas y tener soluciones sociales y económicas sostenibles en el tiempo.


La democracia nuestra todavía es muy juvenil y propensa a vanidades personales y soluciones mágicas.


¿La nueva Ley del Feiseh otorga mayor liberalidad para el gasto público, o por el contrario lo disciplina?


Excluye del presupuesto todos los ingresos que corresponden a la explotación del bloque 15 (ex Oxy), y los destina a cubrir los gastos operacionales de esos campos, a pagar lo que le corresponde al CEREP´S (carga tributaria antigua cuando era considerado campo privado con explotación de crudo pesado), a utilizar los excedentes para construir nuevas refinerías, reparar la de Esmeraldas, ampliar y renovar los poliductos, construir mas tanques de almacenamiento, construir nuevos proyectos hidroeléctricos. Entregar 145 millones al presupuesto del 2007 como compensación presuntiva del impuesto a la renta que pagó Oxy el 2006, disponer de 70 millones para préstamos de micro crédito a través de la CFN y el BNF.


De lo anterior se colige que el Congreso aprobó la ley respetando en alto grado los lineamientos establecidos en la propuesta presentada por el gobierno, y de ella no se aprecia un afán de imponer disciplina fiscal, sino de abrir la puerta para ampliar las inversiones estatales en diversos campos petroleros a pesar de las dolorosas y costosas pérdidas que se han producido a lo largo de las distintas administraciones públicas y de los profundos problemas morales que existen. Se busca también cubrir las deficiencias financieras de Petroecuador. Aquí no hay afán de ahorro ni de usar los recursos con criterio de prioridad social y económica.


En el fideicomiso se dejaron afuera los otros excedentes que recibe o recibirá el presupuesto como resultado de la aplicación de la Ley 42 que obliga a renegociar los contratos petroleros, así como los que provienen del mejor precio del crudo, permitiendo de esta manera que se los destine libremente en mayor gasto corriente y algo en inversión pública.


Se perdió una nueva oportunidad de tener un mecanismo de estabilización, cuyo uso contra cíclico podría servir para contrarrestar los daños que se ocasionen al país cuando las condiciones internacionales sean contrarias a nuestros intereses. Cuando ello ocurra ya será demasiado tarde, y las culpas serán diseminadas en un sin fin de sofismas.


Luego de un nuevo aniversario del 11- S y de la precaria paz en el Líbano, ¿se estabilizará el precio internacional del petróleo?


Una conmemoración no altera la realidad. Es simplemente una rememoración de un hecho que dejó una huella histórica. La situación de Líbano si bien se la ve menos tensa por la suspensión de hostilidades en razón de que está en proceso de ampliarse la presencia de las fuerzas de NNUU en el medio oriente, no por ello podemos decir que los problemas están resueltos. Simplemente se ha conseguido poner un tercero entre las partes beligerantes para evitar más muertes y daños materiales. De hecho, hace muchos años ya se estableció el corredor de control de NNUU en la frontera entre Israel y Líbano precisamente para eliminar las confrontaciones que en esa época estaban incentivadas por las tropas Sirias que permanecían en Líbano, pero no se avanzó en la solución de sus causas. Hoy este proceso se lo amplió a las áreas ocupadas por Israel y en las cuales ahora el movimiento Hisbolá tenía una presencia militar.


¿Tiene esto algo que ver con lo que ocurre en el mercado petrolero? Parecería que no. Por esa zona no hay campos de producción importantes y los temas en conflicto no afectan a las variables que determinan las condiciones en las que opera este producto. Las últimas caídas del precio se cree que tienen que ver con el nivel de existencias o reservas de los países importadores de crudo, ya que no se aprecia ningún cambio en la situación de crecimiento de los principales países demandantes, a pesar de que se está mirando con algún recelo la posible evolución del mundo en el 2007.

La OPEP está evaluando la situación y todavía no tiene un criterio claro que le permita tomar decisiones para sustentar los precios actuales.


¿Existe alguna política de Estado, propuesta de los candidatos o inquietudes académicos sobre el destino de la minería en el Ecuador?


Que yo lo sepa, no. Es un sector políticamente marginado al que no se le pone atención y que debería estar entre los estratégicos, pues geológicamente es difícil encontrar una explicación por la cual los países vecinos tienen reservorios importantes, que aparentemente no se repiten en el Ecuador.


Se sabe algo de las negociaciones con la Comunidad Europea.


Se están dando los primeros pasos. Parecería que la UE tiene una definición sobre el tema y consideran que el proceso está listo para iniciarse. No están interesados en llegar sólo a un acuerdo de libre comercio, sino a incluir temas del sector servicios, de propiedad intelectual, inversiones, solución de controversias, etc.

Por el carácter comunitario hay temas como el de propiedad intelectual que ya tienen un régimen común al que deberían adherirse los andinos. El problema de los subsidios es tan complejo como el de los EEUU y demanda una negociación cuidadosa, que será más fácil para aquellos que ya tienen acuerdo TLC con los EEUU.

Oficialmente las negociaciones empezarán tan pronto los ministros reciban la autorización política correspondiente que les permita utilizar el sistema de “Fast Track” y, se estima que las negociaciones se las hará en rondas que se programarán trimestralmente.

Lo que no se ve es alguna motivación privada nacional para apoyar el proceso después del fracaso del TLC con los EEUU.


DESTACADOS



Las realidades políticas de Ecuador y Bolivia son distintas. Reflejan coyunturas propias y no se las puede equiparar


Con el Feiseh se perdió una nueva oportunidad de tener un mecanismo de estabilización, vital para ciclos depresivos.



Colaboración Editorial

DIARIO EL COMERCIO

Septiembre 13 del 2006



  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Social  Icon

© 2020 por Alex C.