Artículos recientes
Artículos destacados

Inquietudes nacionales

¿Cuáles son las diferencias fundamentales en materia presupuestaria, de los miembros de economía del anterior y del actual gobierno?


Son varias y de fondo: la primera, y seguramente la más importante tiene que ver con el control del gasto. Para la administración anterior el techo al gasto corriente, dado por el incremento del 3.5% por encima de la inflación, es indispensable para mantener estabilidad y consistencia entre la conducta de las entidades públicas y las actividades privadas. Con este límite, el aumento del gasto público no puede rebasar, digamos en el año 2005, del 6%. En cambio, para la administración actual, esta restricción le quita capacidad de maniobra a la política fiscal. Quiere libertad total. Segundo, mientras para la política económica anterior el nivel de gasto estaba determinado por los ingresos fiscales permanentes, para la actual debe incluirse aquellos rubros ocasionales, inestables o temporales, con lo cual los ciclos económicos serán más marcados. Expansión fiscal en tiempos buenos y contracción en malos. Tercero, los Fondos de Estabilización, tan vitales en etapas de contracción económica no son necesarios para la política actual. Cuarta, en la visión actual el Estado dispone de fondos propios para la reactivación económica, mientras en la visión anterior esa es responsabilidad del sector privado. En este caso, mientras antes se lo veía al Estado como promotor de incentivos reales- como es el caso de un ambiente económico estable- para la inversión privada, en la conceptualización actual el Estado financia, interviene y corre riesgos directos, con su dinero- que es dinero de todos- por decisiones del sector privado.


¿Qué importancia práctica puede tener la cumbre internacional celebrada en Brasil entre los países de América Latina y la Comunidad Árabe?


Me parece que es un intento de vinculación directa entre dos regiones que tienen realidades complementarias y que pueden potenciar sus relaciones comerciales, financieras y por supuesto políticas. Es un experimento por realizar o concretar la famosa relación mundial sur-sur que durante mucho tiempo se ha promocionado infructuosamente.


Si esta conferencia tiene algún grado de realización, es posible advertir ciertos cambios en la forma como se determinan las grandes decisiones mundiales. Ojalá no se convierta en un foro de controversias, enfrentamientos o simple retórica, tan proclive en ciertos líderes populistas, y más bien busque acuerdos más equilibrados entre las principales regiones del mundo.


El tema amerita un seguimiento para ver su evolución. Es una novedad dentro de la organización del mundo globalizado.


¿Qué incidencia tendrá el posible destino de un porcentaje del FEIREP para los gastos corrientes del presupuesto nacional?


En su concepción vigente es una fuente de financiamiento del Presupuesto del Estado. Ayuda a programar de mejor manera la política fiscal, la mantiene dentro de un límite consecuente con todas las actividades nacionales y, es además un Fondo que genera estabilidad en los mercados pues demuestra la aplicación de una política fiscal prudente. Las empresas, las personas, en general todos aquellos que realizan actividades económicas saben que el Estado cuenta con un “Ahorro” que le permite afrontar circunstancias difíciles. Esto le permite ser sujeto de crédito calificado.


Su eliminación produce un cambio radical en la conducta pública, pues se transforma en un nuevo componente de los ingresos habituales del Estado que permite incrementar el gasto. Esta transformación lleva a la práctica a un proceso abierto y expansivo del endeudamiento público. Se pierde por supuesto su papel de amortiguador de etapas recesivas.


Durante los 25 años de democracia, el problema crónico ha sido el desequilibrio de las cuentas públicas. La Ley de Transparencia Fiscal y el Feirep, son el primer intento serio por crear ahorro público y disciplinar a las entidades públicas. El problema del endeudamiento público tiene su raíz en la tendencia ilimitada al gasto, la mayoría del cual no tiene ni control ni es de calidad. De ahí que la Constituyente de Sangolquí tuviera que introducir una norma que prohíbe al Congreso Nacional tener iniciativa de gasto, modificar las premisas y montos del Presupuesto o alterar los ingresos.


Estas leyes, o mejor los principios que constan en ella, han sido recogidos por buena parte de los países de América Latina. Sería una lástima perderlas. Las secuelas las veremos en corto plazo, pues las iniciativas de gasto se volverán a multiplicar. Un Estado con conducta expansiva dañará la estabilidad interna, tan necesaria para la dolarización, y afectará a la balanza de pagos.


¿De qué manera el régimen de regularización de los migrantes en España, pueden servir al gobierno ecuatoriano con fines de registro y destino de las remesas?


Casi de nada. Los migrantes, cualquiera que sea su estatus legal seguirán enviando sus recursos a las familias que viven aquí. Los mercados encuentran mecanismos para resolver los problemas o restricciones que se crean en su alrededor.



Sin bases políticas de ninguna especie en el Guayas, ¿cómo el actual gobierno podrá reorganizar el complejo cuadro de empresas y entidades de esa provincia, luego de los dos años del gobierno de L. Gutierrez?


El grave problema ha sido la falta de equipos profesionales honestos, con una clara visión de defensa de los fondos públicos y del papel que tienen las empresas públicas con sus servicios a la colectividad.


El deterioro operativo, la proliferación de la corrupción, el incumplimiento de sus obligaciones, ha llevado a una situación de tan calamitosa que se requiere de gran entereza, afán de recomposición y total apoyo político de carácter incondicional, para recuperarlas.


No conozco si este gobierno tiene esas agallas. No se las ve, ni se aprecia la existencia del equipo indispensable para hacerlo. Sólo miren lo ocurrido con los taxistas esta semana y la inutilidad de la gobernación en resolver el problema.


Será posible alcanzar con la actual mayoría parlamentaria una concertación que restaure o elimine a la ineficiente y presumiblemente corrupta entidad en que ha terminado Petroecuador?


No veo ninguna señal en esa dirección. Veo eso si afán de fortalecer a la empresa estatal sin ningún condicionamiento sobre su estructura o nivel de funcionamiento. Hay algún indicador de resurgimiento de un sentido neo nacionalista que tolera las inmoralidades públicas al compararlas con los abusos de ciertas empresas privadas.


La entrega de más recursos a Petroecuador, cuyo origen son los fondos del IESS, que son de propiedad de los afiliados y no del Estado, para impulsar la explotación de hidrocarburos, es otro signo de la confusión de papeles de las entidades públicas y de los recursos ajenos.


Hay que recordarle al gobierno que los recursos del IESS no le pertenecen. Son nuestros y no puede disponer como caja propia, y peor en una empresa no transparente, que no rinde cuentas, que se maneja políticamente y que el gobierno se toma los fondos cada vez que tiene una urgencia. En fin, en el lapso de este gobierno transitorio, el sexto en los últimos diez años, las opciones de recuperación petrolera siguen opacas.



Colaboración Editorial

DIARIO EL COMERCIO

Mayo 13 del 2005

  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Social  Icon

© 2020 por Alex C.