Artículos recientes
Artículos destacados

Los sesenta del FMI

El siglo XX nace con la “Teoría de la Relatividad” de Einstein. De esta genialidad se derivan descubrimientos que culminan con la creación de la bomba atómica. Freud con “La Interpretación de los Sueños” revolucionó el psicoanálisis, aunque con el descubrimiento de Mendel de las leyes de la herencia, sus ideas quedaron cuestionadas.


El inicio de la Primera Guerra Mundial, el aparecimiento de la URSS y la puesta en vigor de los principios marxistas, marcaron las primeras décadas de este siglo, que tuvo etapas violentas que convivieron con profundos cambios en el conocimiento. El mundo pasó de una etapa introvertida a una de crecimiento e integración, pero para alcanzar este nuevo estadio debió superar enormes desafíos.


En la década de los veinte las devaluaciones se utilizaron para “empobrecer al vecino”. Los estados buscaron proteger sus economías, aumentaron sus tamaños y con ellos sus necesidades fiscales, se emitió dinero “sin respaldo”, lo que llevó a la quiebra del patrón oro. En varias regiones floreció la hiperinflación y EEUU marca a los años 30 con la gran depresión y el estancamiento del comercio.


En los años previos a la Segunda Guerra Mundial se intenta armonizar las economías para eliminar esta causal de agresión entre países, pero ya era tarde, la conflagración estaba en marcha.


Inglaterra con Keynes y EEUU con White lideran el proyecto de crear un grupo de instituciones que ayuden a coordinar las políticas económicas para fomentar un desarrollo sostenible, estable, y más que nada confiable, que evite las tensiones entre los países y reduzca los riesgos de nuevos enfrentamientos. De este esfuerzo nacen en 1944 el FMI y el Banco Mundial.


En sus inicios el FMI tenía la responsabilidad de crear un marco de cooperación que influyera para que el comercio internacional se realizara en un ambiente estable, con cambios fijos anclados al dólar, que a su vez estaba ligado al oro. Se buscaba reestablecer la convertibilidad de las monedas que se las perdió en los veinte y, con el Acuerdo General de Aranceles y Comercio transitar hacia un mundo más abierto.


En lo que restó de los años cuarenta y en las dos décadas siguientes, lo planeado se volvió realidad. A fines de los sesenta el modelo tenía problemas y en 1971 EEUU desvinculó el dólar del oro. Nació de esta forma una etapa de políticas cambiarias flexibles que concluyó en 1978 cuando se aprobó la Segunda Enmienda al Convenio.


Sin embargo, lo que al inicio del FMI era un mundo sin transacciones financieras relevantes, a partir de los setenta con el “Eurodólar” nacen los mercados privados y se abren los flujos de capital, con lo cual cambia dramáticamente la estructura de las relaciones internacionales que ahora condicionan las políticas económicas a las percepciones sobre su “calidad y sostenibilidad”.


En estos 60 años desde la creación del FMI, las transformaciones del poder económico mundial, las nuevas reglas de juego, los países que insurgieron, los rezagados, el problema de la equidad, la oportunidad de las decisiones y la estructura del poder político dentro del propio FMI son el tema relevante sobre el papel y la funcionalidad de esta institución. La globalización marca el mundo de hoy y, la autarquía choca con la dura realidad de las limitaciones insuperables de mercados domésticos pequeños, atomizados y sin energía para crecer.


Colaboración Editorial

DIARIO EL COMERCIO

Noviembre 4 del 2004

  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Social  Icon

© 2020 por Alex C.