Artículos recientes
Artículos destacados

Inquietudes nacionales

¿Cómo es posible que una declaración como la pronunciada por el Presidente Gutiérrez, en un entorno político abierto, altere a los mercados sin tener en cuenta los índices macroeconómicos y la disciplina fiscal del régimen?


El manejo económico, en especial los temas referentes a las relaciones del estado con sus acreedores exige opiniones hechas con mucho cuidado, gran precisión, oportunidad y conveniencia. En este caso no se cumplieron ninguna de estas condiciones y por eso las reacciones fueron de la naturaleza conocida.


La estrategia sobre la posición del gobierno en el campo de la deuda pública no se la discute en los periódicos. Se la construye con mucha discreción, evaluando todas las alternativas posibles y, sólo cuando se tiene clara la mejor opción, se la aplica buscando utilizar instrumentos que desconcierten al mercado. La actitud irresponsable de renegar de ella, cada día tiene menos adeptos. Ahora se discute la forma de atenderla usando todos los mecanismos que favorecen su reducción concertada, empezando por la aplicación de una política macroeconómica sensata, coherente y equilibrada.


Ojalá algún día el Ecuador no tenga deuda externa con acreedores privados. Eso nos restituirá algún grado de independencia económica y dotará de más dinero para los programas de prioridad nacional.


¿Desde que asumió el nuevo gobierno qué medidas se han adoptado para recuperar el proceso productivo de PETROECUADOR y detener la tendencia decreciente?


Hasta donde se conoce, ninguna. Los resultados de los primeros meses de este año son desilucionantes pues ni siquiera se cumplieron las previsiones presupuestarias que aspiraban a un mantenimiento inicial de los niveles de producción con una recuperación modesta hasta fines de año. La producción sigue declinando y a pesar de los altos precios del petróleo, el Fondo de Estabilización Fiscal (FEIREP) no acumuló recursos como inicialmente se informó al país, ya que los ingresos netos provenientes de las actividades hidrocarburíferas fueron inferiores a los determinados para el presupuesto del 2003, con lo cual las disposiciones de la Ley de Transparencia Fiscal no pudieron aplicarse.


En ese plano, las pérdidas del Estado son enormes y las responsabilidades evidentes, a pesar de lo cual las presiones por aumentar el gasto siguen siendo un factor potencialmente desestabilizante. El país, o algunos sectores con reconocida intencionalidad política, no logran entender que los malos manejos presupuestarios acarrean mas pobreza, mayor inequidad.

Con el riesgo de ser excesivamente repetitivo, por lo cual solicito disculpas, quisiera decir que mientras no se corrija la conducta dispendiosa del Estado y sus empresas, se estructure su organización sobre la base de un manejo responsable y eficiente de los recursos públicos, se rindan cuentas de las gestiones, el país continuará enfrentando situaciones complejas, cargadas de dolor, desilucionantes e impulsadoras de mayor inequidad.


¿Cómo se interpreta la próxima suscripción del Tratado de Libre Comercio entre Chile y Estados Unidos? ¿Por qué cambió tan rápido el castigo estadounidense?


Más que un castigo, la reacción norteamericana fue el resultado del ambiente tenso, a ratos caldeado que se produjo por las presiones para obtener el respaldo incondicional del Consejo de Seguridad en la solución militar del caso Iraquí.


Con el transcurso de los días las aguas van retornando a su nivel natural, se diluyen algunas percepciones extremas y retornan las decisiones sensatas. El tiempo provee de oportunidades para esclarecer malentendidos y superar etapas.


Algo de eso está ocurriendo en la relación de estos países, aunque también es fácil advertir que en determinados sectores del gobierno de los EEUU todavía prevalecen animadversiones y posiciones prepotentes.


Hasta que punto son fundamentales los cambios operados en Petroecuador y cuantos puede incidir para elaborar una política petrolera del país?


De que cambios hablamos? De los miembros del CAD y del nuevo Presidente Ejecutivo? El problema, además de la preparación y convicción de las personas encargadas de administrar la empresa, es de dirección política. Le corresponde al Gobierno señalar cuales son los objetivos de su política energética y de que manera piensa conseguirlos.


En la gestión pública no caben ni la improvisación ni la modificación constante de posiciones. Hay que tener claros los propósitos y metas del Estado para construir una estrategia definida que maximice el interés público.


Si el país no tiene fondos para invertir en sus campos de hidrocarburos, debe buscar socios que le ayuden a explotar su riqueza sobre una base que asegure réditos adecuados y equilibrados a las partes. Si pierde en refinación, hay que solucionar ese boquete. Si en comercialización hay costos excesivos hay que abrir el mercado a la competencia.

Petroecuador tiene problemas financieros, organizacionales, operativos, que en conjunto han distorsionado su gestión y ocasionan pérdidas de volumen a las finanzas públicas y por ende al país. Esto tiene que cambiar. La situación ha llegado a un punto que exige la imposición de correctivos urgentes de variada naturaleza. Los riesgos de daños mayores en los campos de producción, en refinación son demasiado altos y pueden llegar a ser fatales para el Ecuador. La empresa estatal debe estructurarse para competir, en igualdad de condiciones, con las privadas en todos los campos.


Que significa para el Ecuador que Chile suscriba el Tratado de Libre Comercio y Colombia este pronta a iniciar negociaciones en ese sentido. En las condiciones mundiales actuales solo bilateralismo de grandes y pequeños es posible?


Que hay que trabajar en la línea de negociar los acuerdos comerciales, de ser posible en forma multilateral, pero también estar listo para hacerlo bilateralmente.


Para el Ecuador la mejor vía es la de hacerlo en conjunto con otros países, especialmente los andinos. Sin embargo, las posiciones de cada uno dificultan esta opción, aunque no la eliminan. Habría que seguir buscando entendimientos con Colombia hasta agotar los esfuerzos que nos lleven por esta senda. Si las cosas no se dan por ahí, con todos los riesgos involucrados, hay que transitar por el bilateralismo.


Es indispensable contar con un equipo profesional de negociadores que tengan antecedentes y dispongan de vínculos con los sectores productivos para definir las condicionalidades y posturas sobre los temas involucrados.


Colaboración Editorial

DIARIO EL COMERCIO

Junio 12 del 2003

  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Social  Icon

© 2020 por Alex C.