Artículos recientes
Artículos destacados

Inquietudes nacionales

El salario mínimo llegó hasta 150 dólares. Ahora alcanza a 128. ¿Qué esperanzas hay de recuperar los valores anteriores?


Nunca llegó a ese nivel, ni el actual es el citado. Es más, ahora ya no se utiliza ese concepto sino el denominado Salario Básico Unificado (SBU) que incorpora algunos ingresos adicionales al sueldo propiamente dicho. Incluso existe un calendario de incorporación progresiva de beneficios a la remuneración unificada. El valor del SBU actual es $. 104.88.


Para poder realizar una comparación adecuada y consistente debemos utilizar el concepto de Ingreso Básico Mensual Unificado (IBMU) que es más amplio y contiene todos los distintos rubros a través de los cuales se remunera al trabajador. Incluye los décimos, bonificación por transporte, etc. Sólo excluye aquellos beneficios que si bien favorecen a la mano de obra no los recibe directamente, como son los Fondos de Reserva o los Aportes Patronales al IESS.


Usando esta definición y partiendo de una serie histórica que comienza en Enero de 1995 podemos decir que el IBMU ha recuperado su nivel en dólares. A esa fecha alcanzó a 139.6 dólares y desde el 1 de Enero del 2002 es de 138.3 dólares. En los siete años transcurridos se incrementó hasta $ 157.6 en Julio de 1997, para luego caer a $ 49.0 en Marzo del 2000, con la recuperación sostenida hasta este momento.


De aquí en adelante los incrementos deberán vincularse a la productividad mejorada para conseguir dos efectos: mano de obra capacitada que reciba una mejor remuneración y producción competitiva que asegure continuidad en el empleo. Empleo e Inversión deben responder a una relación de socios transparentes, con actitudes responsables y solidarias.


Por favor, para el público, una breve evaluación del sistema financiero en el 2001.


En general fue un buen año, en especial para las instituciones privadas que recuperaron la calidad de su cartera, mejoraron su rentabilidad y captaron depósitos que le permitieron alcanzar el nivel de 1998. Con cifras a Noviembre del 2001, el crédito por vencer se incrementó en 900 millones de dólares (75%), la cartera vencida lo hizo en 60 millones y los depósitos se expandieron en 1.300 millones (73%). La utilidad bruta alcanzó 66 millones frente a un Patrimonio de 440 millones. La liquidez es alta y responde a una política conservadora ante la inexistencia de un prestamista de última instancia.


La banca Estatal abierta perdió 128 millones de dólares, tomando en cuenta lo ocurrido con Filanbanco hasta junio, pues no se dispone de información actualizada. La cartera vencida supera el 50% de la cartera total.


La banca cerrada en poder de la AGD, según sus balances, perdió 198 millones. Tiene un Patrimonio negativo de 1.628 millones y una cartera sin cobrar de 1.690 millones. Si a esta cifra adicionamos la cartera de Filanbanco llegamos a un monto aproximado de 2.500 millones.


¿Por qué se cayó la convertibilidad en Argentina?. ¿Cuál es el mensaje para el Ecuador?


Esta pregunta hemos tratado de contestar en algunas oportunidades y a través de distintos medios. Hay varias interpretaciones según el ángulo que se la mire. Para unos es producto intrínseco del modelo. Otros creen que es el resultado del mal manejo. En fin, la conjugación de elementos propios y las distorsiones provocadas por la politización de muchas decisiones que despilfarraron recursos en un ambiente de corrupción finalmente dieron al traste con esta estrategia que demostró vigor durante casi una década. Hay quienes acusan al FMI por su intransigencia pero olvidan que fue contemplativo con el malgaste de fondos públicos. No hubo previsión de mediano plazo que cuide o minimice las amenazas de un sistema mundial globalizado que trabaja con comunicaciones integradas al instante, en el cual los mercados financieros responden aceleradamente, para bien o mal.


Un aspecto trascendental en economía es su carácter circunstancial. No hay esquemas inmutables y perfectos. Los modelos deben adaptarse a las circunstancias. Por eso el Profesor R. Dornbush cuando habla de este tema dice que la política económica es “oportunista”. Utiliza lo que le conviene en su momento, sin importarle el origen teórico del modelo o esquema, pero siempre debe hacerlo precautelando por supuesto los equilibrios macroeconómicos básicos.


En un plano práctico, los países no deben dogmatizar sus decisiones sino adecuarlas a la forma como se conducen sus competidores. Por ejemplo, sería absurdo preconizar el libre comercio si otros tienen medidas de protección o subsidian su producción. En este campo Argentina no supo como actuar para defender sus intereses. El Ecuador tiene en sus conversaciones frente al Grupo Andino y el ALCA que condicionar las negociaciones a la forma como lo hagan los otros. El uso del tipo de cambio es muy sensible para la dolarización.


¿Qué opina del informe del Presidente Bush?



Se lo puede calificar de duro. Incluso tuvo un tono belicista. Concentró sus temas en tres campos: Combatir el terrorismo en cualquier parte de mundo; Fortalecer la seguridad interna y, Revitalizar la economía. Conciliar los tres, sin desarticular el bienestar norteamericano va a ser muy difícil.


En el tema del terrorismo puntualizó serias advertencias a Corea del Norte, Irán e Irak. Mencionó a Somalia y dejó en claro que está dispuesto a utilizar todo el poder que se requiera para enfrentar esta amenaza. Para eso, pidió aumentar sensiblemente el gasto militar. En este punto reafirmó su posición de no subir los impuestos para cubrir estas necesidades sino reducir el gasto en otros conceptos. Quiere mantener un sistema presupuestario con déficit controlado. No desea perder la estabilidad ni comprometer la recuperación de la economía. Como lo comentó alguien, busca evitar que le pase lo mismo que a su padre. Sin duda aumentará la deuda pública. Los costos serán pagados por los sectores que verán relegada la atención de sus necesidades.


Los programas de apoyo internacional van a ser reducidos. Estados Unidos radicalizará su posición de ayuda condicionándola a las opiniones de los organismos multilaterales y por montos muy limitados. En el caso Argentino ya se ve esa política.


En el informe, la mención a América Latina fue de pasada. Parece que no está entre las prioridades reales.


Lo que es evidente es que el Presidente Bush cuenta con un abrumador apoyo interno que supera el 80% de los ciudadanos norteamericanos y que se refleja en el soporte de los dos partidos políticos.


Colaboración

Diario EL COMERCIO

Enero 31 del 2002

  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Social  Icon

© 2020 por Alex C.