Acuerdo con tenedores ofrece un horizonte más claro