Artículos recientes
Artículos destacados

Inquietudes nacionales

Ahora que firmaron, o están en los trámites finales de suscripción del TLC, Colombia y Perú, ¿cuál será el destino de Ecuador?


Debería incorporarse a lo hecho por los dos países y lograr el acuerdo final con su principal socio comercial. La verdad es que no veo otra alternativa si queremos preservar un futuro con oportunidades tangibles. Nadie entendería al Ecuador que ha venido paulatina y consistentemente abriéndose al mundo, ahora pierda esta oportunidad. Por supuesto debe encarar la última etapa con sus más convincentes argumentos para buscar las mejores condiciones posibles, a pesar de que el marco general de opciones está bastante delimitado por lo alcanzado por nuestros socios del CAN.


La posibilidad de quedarnos fuera, que obviamente existe es una opción sumamente onerosa, dañina y perversa pues lleva consigo todos los costos de esta negociación y ningún beneficio. Eso se lo puede advertir con mucha objetividad y sin ninguna carga ideológica. Sería dar marcha atrás en lo hecho en décadas.


Pérdidas en producción exportable, de consumo interno, inversión y empleo serían las variables que recojan los impactos directos de la exclusión. Las razones son simples: desde enero del 2007 se suspenden las ventajas comerciales otorgadas unilateralmente por los EEUU a algunos países andinos, entre los cuales el Ecuador tiene productos de alta sensibilidad como las flores, las confecciones y productos textiles, los camarones, el atún, en fin más de 700 productos que dejarían de recibir este beneficio y estarían en desventaja frente a los colombianos, peruanos, chinos, centroamericanos que mantendrían el privilegio consagrado ahora bilateralmente por los acuerdos de TLC. Esto significa perdida de competitividad por una decisión política que trae consecuencias de desempleo y mayores daños sociales. Podrían ser despedidos miles los ecuatorianos de sus trabajos que hoy tienen una ocupación estable, ocasionada por los daños irreparables en empresas viables y competitivas.


En la producción interna, los efectos se verían por el ingreso de productos de los EEUU a través de las fronteras dado el acuerdo de desgravación total que tenemos en especial con Colombia. La inversión, que todos sabemos es el motor de oportunidades también se desinflaría por la falta de incentivos. Sólo habría aquella que explote lo que quede del mercado interno y lo poco que vendemos en otros mercados.


Esta exclusión también pondría distancias en la negociación con la Comunidad Europea, pues no haría mucho sentido abrir esas conversaciones.


La movilización turística por carnaval se produjo en todo el país, sin embargo, las deficiencias de las vías, las condiciones sanitarias y en algunos casos la explotación de los precios va en sentido contrario ¿cuándo podremos tener una cultura turística como Costa Rica , Cuba o Republica Dominicana?


Todavía estamos distantes en términos de infraestructura con los países que pusieron al turismo entre las prioridades más altas de su desarrollo, eso es indudable. Sin embargo, cuando uno mira en retrospectiva lo que teníamos y cómo hacíamos el turismo interno y cómo lo hacemos hoy, se aprecia que lo construido en los últimos quince años es enorme. Cada vez hay más y mejores hoteles. Las autoridades locales tienen una percepción más sensible de la importancia de esta industria y apoyan, aunque no de una forma programada la dotación de servicios básicos. Los restaurantes y bohíos son más decentes y aun cuando sus precios a veces desbordan, la competencia les ha hecho regresar a la realidad.


En sierra, costa, y oriente hay sitios de gran atracción, que en estos feriados llegaron a colapsarse por la multitud de turistas. Se dice que casi un millón y medio de ecuatorianos se movilizaron, lo cual significa una inyección de consumo de más de cien millones de dólares. Así son estos procesos y más aún si la situación económica personal lo permite, lo que se visualiza en estas cifras.


Existe en el continente un promedio de tarifas aeroportuarias internacionales que oscila entre 20 y 25 dólares ¿cuál es la razón para que la administración del aeropuerto Simón Bolívar suba a treinta dólares? ¿No están pagadas y amortizadas las últimas instalaciones?


El aumento de tarifas se hizo en el aeropuerto Mariscal Sucre y es la primera revisión que se hace dentro del contrato de concesión, el cual contempla la forma y periodicidad de hacerlo en base a una fórmula matemática que fue aprobada por el Municipio de Quito, que dicho sea de paso es el único organismo que tiene capacidad legal para fijar y modificar estas tarifas.


Dentro de los términos de financiamiento del nuevo aeropuerto existe un fideicomiso administrado por las instituciones prestamistas que maneja todos los ingresos que genera el aeropuerto, tanto por tarifas de pasajeros como de las compañías de aviación-que también fueron revisadas- para asegurar que la obra comprometida y la administración de la actual instalación remodelada se cumpla adecuadamente.


El aumento del 30 por ciento luce alto y la explicación que se da es que las tarifas no se han modificado desde 1998, y ahora se han incluido dos conceptos nuevos: el pago del equipamiento recién adquirido para el control aeroportuario y, la dotación de equipos anti incendio.


No se cuales son las tarifas promedio de los aeropuertos internacionales y por ello no estoy en capacidad de compararlas, pero es evidente que cualquier cambio futuro-que no necesariamente es semestral- pero que posiblemente ocurra nuevamente en el 2006, tiene que ser cuidadoso, muy medido y dentro de los parámetros de las cláusulas de la concesión.


¿Cuál es el destino de la Comunidad andina de Naciones y de la CAF luego de la suscripción bilateral del TLC por parte de Colombia y Perú?


No veo razones que nos lleven a pensar en otra cosa que no sea la necesidad de actualizar las negociaciones y los acuerdos a los nuevos tiempos. Si Ecuador también entra al TLC, los puntos más delicados estarán confinados a la relación con Venezuela, que por su parte no creo que le interese generar un conflicto multilateral con sus socios andinos. El CAN es un buen mecanismo de aproximación para negociaciones multilaterales y tenemos pendiente varios frentes de gran potencialidad como la Comunidad Europea y el mercado asiático.


El régimen de las concesiones de obras públicas en el Ecuador se impone lentamente, ¿de qué manera se puede proteger a los usuarios para que no abusen de la tarifas?


Fijando con mucha claridad en las cláusulas de la concesión la forma de revisar y fijar las tarifas. Ahí radica la defensa al usuario, pues la opción de vías alternativas en muy limitada.


DESTACADOS:


Nadie entendería al Ecuador que tiene una economía bastante abierta pierda la oportunidad que le ofrece el TLC.


Millón y medio de ecuatorianos se movilizaron en el feriado con un impacto en consumo de cien millones de dólares.


Colaboración Editorial

DIARIO EL COMERCIO

Marzo 3 del 2006


  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Social  Icon

© 2020 por Alex C.